al monte,¿para qué?
salida   18 ene 2022

Andatza, canteras moleras.

Kaixo, el 18 de enero fuímos a ver unas canteras de muelas de molino en Usurbil, en la zona de Andatza.
Yo nunca hubiese pensado que en este entorno de montaña hubiera tantos restos de piedras moleras.
Me llevó un amigo, Larra, el ha recorrido estos intrincados parajes buscándolas gracias a un estudio elaborado por Javi Castro y otros, este documento está en:
Usurbil: mojones y canteras moleras.
Y a parte de escribir sobre estas piedras, trata también sobre el amojonamiento de este nombrado término municipal, incluyendo antiguos mojones de la Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles... muy interesante.
El tiempo muy bueno para andar, frio pero que animaba a buscar lo que sea para no estar quieto.
Salimos desde la ermita de San Esteban de Hoa, en el barrio de Urdaiga de Usurbil, descendiendo hacia la barriada rural de Txokoalde a través de una espléndida parcela semiarbolada de uso público.
Enseguida pasamos a la par de un escabroso sumidero horadado en la ladera caliza, muy bonito.
Andatza canteras moleras

Siguiendo el asfalto intentamos tomar varios caminos, cosa que nos resulta imposible, están talando varias parcelas de pinos y los lodazales ocasionados por estos trabajos nos lo impiden.
A duras penas, en la confluencia de los arroyos Martintxo y Erroizpe, pegante al mojón 31 del Monte de Utilidad Pública Irisasi, localizamos la muela perteneciente a la cantera Andatza 23.
Al ser la primera la denomino Piedra de Molino 1, si encuentro otra será la nº 2 de esta cantera y así sucesivamente.
Todas estas muelas se destinaban a moler grano, principalmente trigo y maíz, en los molinos hidráulicos, y obtener harina.
Andatza canteras moleras

La muela y el mojón.
Andatza canteras moleras

Resta únicamente media pieza, pero puede apreciarse su grosor.
Andatza canteras moleras

Por arriba, al borde de la carretera, próxima al acceso al paraje de Erroizpe, localizamos la nº 2. De material diferente al que se advierte en este entorno, presenta tallado en su frente “Errozpe Bidea”.
Se da la circunstancia de que varios de los accesos rodados al monte se indican con piezas similares.
(A modo de información: esta muela, como otras similares emplazadas en el Monte de Utilidad pública Irisasi son aportadas, no son originarias de este entorno, son de deshecho, muy probablemente francesas, fueron instaladas en las inmediaciones o en los mismos cruces de las pistas principales entre 1972 y 1981 por el ICONA, cuando este monte se administraba por el Patrimonio Forestal del Estado.
En 1981 el ICONA transfirió el monte Irisasi al Gobierno Vasco, y en 1985, este último lo traspasó a la Diputación Foral de Gipuzkoa).
Andatza canteras moleras

Escudriñamos el cauce de Martintxoerreka a la búsqueda de la nº 3.
Andatza canteras moleras

La muela de molino 3.
Andatza canteras moleras

Se advierten las trazas de su modelado.
Andatza canteras moleras

Pocos metros aguas arriba el cauce se presenta cruzado por un pequeño machón.
Andatza canteras moleras

Pero que no tenemos ni idea para que servía.
Parece que es un soporte de una tubería de un manantial para subir agua, a base de presión hasta el caserío Lartxaundieta: Esta obra resguarda de las arroyadas varios conductos correspondientes al aprovechamiento antiguo de un manantial, por el sistema de vasos comunicantes, por parte del caserío Lartxaundieta.
En el estribo izquierdo, a duras penas, se conserva la losa de un rústico lavadero.
Andatza canteras moleras

Subimos un poco para llegar a una pista pero, en seguida, vemos que es imposible seguir por ella.
Hay barro hasta las rodillas por la tala y tenemos que cambiar de recorrido.
Estamos junto a la antigua granja sericícola o fábrica de seda de Erroizpe.
Zetaola es el nombre popular utilizado para denominar la fábrica de seda.
Erroizpe o Zetaola.
Una pequeña traducción del texto en Euskera.
En la margen izquierdo de la erreka Erroizpe, había una fábrica de seda.
Inició su carrera económica hacia 1878, aunque sus actividades duraron sólo unos pocos años. De hecho, la documentación de 1890 afirma que estaba completamente dañada.
Andatza canteras moleras

Parece que vamos en medio de la jungla y vemos sus grandes muros.
El objetivo de este proyecto era extraer la seda de los capullos creados por los gusanos del roble.
Las frondosas laderas de Irisasi resutaban ideales para su cultivo.
Andatza canteras moleras

Hay un bosquecillo de cañas de bambú, nunca los había visto tan grandes, se ve que nadie los ha arrasado.
Puede considerarse uno de las iniciativas industriales más innovadores y vanguardistas de su época.
Andatza canteras moleras

Intentamos seguir por dónde queríamos pero es imposible, cogemos un sendero que lo han desbrozado.
Andatza canteras moleras

Los muros son enormes, que pena da su ruina.
Aunque ha pasado un siglo desde que desaparecieron los gusanos, las enormes paredes llenas de ventanas y el resto de los restos de la instalación todavía están allí.
Anexa a estas ruinas está, también desmantelada, la antigua Casa Forestal de Erroizpe.
Todo este conjunto, una vez abandonado, fué saqueado, restando únicamente los muros perimetrales.
Andatza canteras moleras

Prosiguiendo, poco más arriba, llegados a la par del embalse de Erroizpe, se acaba la pista.
Andatza canteras moleras

Sus aguas, una vez potabilizadas, sirven en momentos de sequía para abastecer una parte de la población de Usurbil.
Andatza canteras moleras

Pero se acaba el camino y hay que hacer el "jabalí" como en muchas zonas por las que vamos a andar hoy.
La erreka es espectacular y salvaje, una gozada, pero después de una buena tromba de agua me parece que no se podría andar por estos lugares.
Andatza canteras moleras

El lugar es encantador, con unas cascaditas preciosas.
Andatza canteras moleras

Helechos, árboles caidos, salvaje total.
Andatza canteras moleras

Hay que buscarse la vida pero merece la pena con un poco de paciencia.
Andatza canteras moleras

Según el estudio arriba mencionado llegamos a la Cantera Andatza 19 y vemos la muela de molino nº 1, repito que esta numeración de las muelas es mía, la pongo según las voy encontrando.
Esta cantera pertenece actualmente a la Diputación pero anteriormente perteneció a la Real Colegiata de Nuestra Seúora de Roncesvalles.
Las ruedas se trasladaban a los embarcaderos del río Oria instalados en el entorno de Txokoalde, y por caminos instituidos a cualquier punto de Gipuzkoa.
Andatza canteras moleras

En el cauce de Erroizpeko erreka se han localizado hasta 9 piedras, no obstante yo soló vi una entera y varios fragmentos de otras.
Andatza canteras moleras

El lugar es espectacular y habrá más piedras pero están tapadas por la vegetación, derrubios, etc.
Andatza canteras moleras

A la par del cauce, en la margen derecha, se traza claramente una vetusta calzada.
Andatza canteras moleras

Aunque, según la ascendemos, va desapareciendo.
Andatza canteras moleras

Proseguimos campo traviesa en busca del caserío Igartzazabal.
Este barranco está poblado por innumerables castaúos.
Andatza canteras moleras

Andatza canteras moleras

En el límite de los terrenos del caserío Igartzazabal existe un mojón de la antigua Real Colegiata de Roncesvalles.
Andatza canteras moleras

Se posiciona al par del mojón nº 33 del Monte de Utilidad Pública Irisasi.
Andatza canteras moleras

En este enlace se ven casi todas las de Usurbil y el track para buscarlas.
Mugas Roncesvalles de Usurbil.
Y en este otro está la muga de Ondarbiribil u Ordabardibiribil, también de Roncesvalles, en Zizurkil y muy cerca.
Seguimos el recorrido y llegamos a la Cantera Andatza 1, es dónde identificamos más piedras.
Normal que encontremos varias porque se han localizado hasta 30.
En la muela nº 1 se aprecia bien cómo se tallaban.
Andatza canteras moleras

Se han identificado con diámetros entre 115 y 150 cm y entre 15 y 25 cm de grosor.
Andatza canteras moleras

Entre tanta piedra siempre hay algo que destaca ...
Andatza canteras moleras

Junto a la nº1, está la mitad de la nº 2.
Andatza canteras moleras

El mojón nº 34 del MUP Irisasi.
Andatza canteras moleras

Esta muela, con su agujero central, es espléndida. Es nuestra piedra nº 3.
La tarea de tallar el agujero central era sumamente complicada, pero extraerla de la peúa, moverla, tallarla, también. Además, para todas estas operaciones era necesario darle vueltas...
Andatza canteras moleras

Junto a la nº 3 vemos la nº 4.
Andatza canteras moleras

Aquí están las dos.
Andatza canteras moleras

En el mismo cauce de Zatiaundierreka, identificamos semienterrada, emergiendo vertical, la nº 5, y junto a esta, más pequeúa, la nº 6.
Andatza canteras moleras

Menudo disgusto causaría al cantero su rotura en el proceso de talla, y más en el traslado monte abajo pesando entre 400 y 1000 kilos, o en su transporte. Mejor no imaginar.
Andatza canteras moleras

El grosor de ésta es elegante, la nº 7.
Andatza canteras moleras

Los revoltijos de bloques identifican de pleno los lugares donde tallaban.
Andatza canteras moleras

Curioseando vemos más y restos de muchas.
En ésta parece que se han entretenido en hacer agujeros, pero los ha producido la erosión, no perdían el tiempo en estas tonterías, aunque la enumero como nº 8, dudo que sea resto de una piedra molera.
Andatza canteras moleras

Larra husmea entre las rocas, siempre hay sorpresas.
Distingo a la derecha, tendida en la pendiente, la nº 10.
Una parte de esta muelas se han sacado del monte y llevado para adorno a diferentes lugares de Usurbil, casco urbano, ermita de San esteban de Hoa, etc.
Andatza canteras moleras

En la erreka de la cantera hay otra, la nº 9, en horizontal.
Seguimos brincando de bloque a bloque. Vemos varios que nos parecen que podrían ser, pero, al estar cubiertas por vegetación y otras piedras, nos quedamos con la duda.
Con todo, lo que resulta patente es que en este monte los canteros tuvieron mucho trabajo.
Andatza canteras moleras

Dejando el cauce, entramos por un estrecho senderito que nos llevará a la Cantera Andatza 5.
Andatza canteras moleras

En la erreka Urkidi vemos la primera piedra de la Cantera Andatza 5.
Andatza canteras moleras

Identificamos la gran piedra que constituye la nº 2 de esta nombrada cantera.
Le faltan un par de quesitos.
Andatza canteras moleras

Le quitamos parte de las hojas que casi la tapan para distinguirla.
Andatza canteras moleras

En esta cantera hay un par de huecos de dónde nos parece que sacaban muelas, ahí vemos una en vertical y medio caida la nº 3.
Andatza canteras moleras

Cerca está el otro hueco, Larra lo ha localizado, voy hacia él, entre hojas y ramas que intentan meterse en los ojos.
Andatza canteras moleras

También vemos un trozo de la nº 4.
Andatza canteras moleras

De esta cantera seguimos el sendero para volver al caserío de Igartzazabal, donde antes hemos visto la muga de Roncesvalles del mismo nombre.
En este caserío guardan varias muelas.
Aquí hay un abrevadero repleto de botellas vacías.
Andatza canteras moleras

De Igartzazabal subimos por un antiguo camino para localizar la cantera Andatza 24 y la piedra de molino nº 1.
Aunque existen catalogadas 8, únicamente identificamos ésta que mencionamos, el resto para otra vez que vengamos.
Andatza canteras moleras

Continuamos hacia la cantera Andatza 20, localizando únicamente un cuarto de muela.
Andatza canteras moleras

Hay mucha vegetación y no vemos más.
Andatza canteras moleras

Desde este lugar hay una magnífica vista hacia el caserío de Igartzazabal.
Encima de él vemos la borda de Armiarmategi.
Por detrás de él está el barranco por dónde hemos andado al principio, el embalse y las canteras 1, 5 y 19 además de la muga de Roncesvalles.
Andatza canteras moleras

Salimos del bosque para llegar a las ruinas del antiguo baserri de Aitzmurgil.
Andatza canteras moleras

Cerca está la cantera Andatza 9, enseguida identificamos el frente de explotación.
Andatza canteras moleras

Y una piedra, la nº 1, aunque existen catalogadas dos.
Andatza canteras moleras

En la cantera vemos el frente de extracción.
Andatza canteras moleras

El frente de extracción de esta cantera tiene unos 200 metros de longitud.
Andatza canteras moleras

Curioseamos por los alrededores y vemos ruinas de txabolas.
Andatza canteras moleras

Asimismo un antiguo muro parcelario.
Andatza canteras moleras

Hemos andado tanto entre el bosque que me sorprende Usurbil, aparece de repente.
Andatza canteras moleras

Bajamos por una trocha recientemente desbrozada por la que llegamos a Santuenea.
Andatza canteras moleras

Son las 13,20 horas.
Andatza canteras moleras

La ermita de san Esteban de Hoa.
Como curiosidad, dentro de la ermita, al lado del altar hay un agujero en el que, por tradición, introduciendo la cabeza y rezando un credo, alivia, protege y sana los dolores de cabeza.
Andatza canteras moleras

Andatza canteras moleras

Y ésto es todo, un recorrido espléndido.
La parte mala es haber coincidido con un aprovechamiento forestal, resultando dificultoso atravesar algunas pistas, y las buenas el haber recorrido agrestes y recónditos, a la vez que espléndidos y encantadores parajes y barrancos salpicados de innumerables muestras del oficio de cantero molero. Le tengo que dar las gracias a Larra por haberme llevado porque la zona de las canteras no conocía y es muy interesante.
Hay más canteras y piedras moleras en Andatza pero éso será cuestión de buscarlas en otras salidas.
Y, qué hora era?, la hora perfecta para ir a la taberna y comermos un gran pintxo de tortilla y bebernos una caúa.
Agur.

éste es el track de la salida:
Powered by Wikiloc

comentarios

comentar
Esta web utiliza cookies únicamente para obtener estadísticas de visitantes. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Acepto | Más información