al monte,¿para qué?
conociendo mundo   20 oct 2016

45 dias en Nepal 20-10-16 : De Kyangin Gumba a Lama Hotel, trekking de Langtang

Kaixo, 20 de octubre, hoy haremos la penúltima etapa. Bajaremos hasta Lama Hotel. Ya queda menos dias para todo.
 El recorrido total del trekking.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Éste es el recorrido de hoy.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Siguen las nubes pero se nota más luz que ayer.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Desayuno chapati, mermelada y té rico, lo mejor es que lo hago en su cocina, gente maja y todo organizado. es la familia de Sonia.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

El padre de sonia, en una vasija donde hay unas hierbas hace ofrendas todas las mañanas quemándolas.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

La casita azul es la vivienda y cocina de ellos. La redonda es donde comemos.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Sigo mirando al cielo pero nada, nubes.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Ésta chica es Sonia, muy maja y agradable, se ve en la pantalla de la cámara, sonríe y no le importa verse en más fotos.
Cuando vuelva le llevaré alguna.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Delante de su hotel, el Yak.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Y su preciosa cocina.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Más ? pues más !!!
Me despido de ella, chica maja, namaste !!!
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Salimos a las 7 y media, allí se queda Kyangin Gumba, espero volver el año que viene.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Ayer, Babita, la prima de Uday, no nos acompaño al Tserko Ri, hoy ya baja con nosotros.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Damos un pequeño rodeo para, pasando por el puente, ir hacia una estupa que están construyendo.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Miro hacia atrás, el Tserko Ri sigue tapado por las nubes.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

El molinillo de oraciones.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

La estupa que están construyendo.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

El fondo del valle por el que bajaríamos hoy.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Otro molinillo, aunque parece no lo es ...
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Según vamos bajando, el torrente va cogiendo fuerza, el ruido es ensordecedor.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Miro hacia arriba, sigue nublado.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Entre las nubes, de vez en cuando, aparecen algunos grandes picos, que pena de nubes ...
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Y grandes valles.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

El valle se abre, toma unas dimensiones enormes, del fondo venimos, cómo siempre las dimensiones me ganan.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

A veces, quiero ir sólo, a mi aire, no se oye nada, es una gozada.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

De vez en cuando aparecen casas en donde puedes tomar algo.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Aquí viven ...
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Según bajamos va apareciendo la enorme avalancha de Lang Tang.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Hemos cogido altura desde el torrente pero todavía se oye su estruendo.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

El vallecillo donde está Lang Tang.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Gentes de distintos pueblos suben y bajan con cargas. Esta mujer sube una de piedras, menudo peso ...
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Un gran yak pasa junto a nosotros, ni se entera.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Los trajes de las mujeres son muy bonitos.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Las nubes están todavía allí arriba, sigo sin ver, pero bueno ... aquí estoy, viendo estas tierras.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Hay que bajar por la izquierda.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Pañuelos de oraciones.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Miro hacia atrás, alguna cima se ve, allí, muy arriba.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Un regalo para la vista, pero sólo de vez en cuando.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Nos cruzamos con grupillos de chavales jugando, uno es éste. Llevaban mucha ropa, más que yo ...
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Otro regalo ...
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Seguimos por la izquierda, tranquilamente, Babita está ahí adelante.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Por la izquierda.
Ya se empieza a ver la avalancha.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Lang Tang.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Por el sendero siempre gente de los pueblos, siempre sonriendo.
Kyangin Gumba-Lama Hotel



El memorial a los fallecidos por la avalancha.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Placas con sus nombres.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Distintas naciones.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Y gente de los pueblos correspondientes, mujeres, hombres y niños, sobre todo naturales de Lang Tang.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Molinillos de oración.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

La avalancha delante de grandes picos.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Impresiona andar por este torrente de enormes piedras.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Es terrible.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Tiene más de un kilómetro de anchura. Sepultó al pueblo.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Grandes cargas.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

El baño de los yaks.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Una última vista hacia atrás, impresiona ver el tamaño y detrás el nuevo Lang Tang y lo que se libró.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Hay zonas del camino todavía desechas.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Toca descansito, algunos andan con sandalias.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Seguimos bajando y pasamos por varias tienditas donde venden cosas que pueden venir bien.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

El enorme valle por donde hemos andado, una maravilla. Es enorme.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Todavía me cuesta no mirar para atrás.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Pulsa en la foto para verla un poco más grande.
Se ve la zona de rocas más clara por donde han caido piedras, nieve ...
Kyangin Gumba-Lama Hotel



Desde un montón de metros, desde mucho más arriba fué cayendo. No me lo puedo ni imaginar ...
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Otra tiendita para comprarles cosas.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Por ahi bajaremos, me parece mentira que todavía tengamos que pasar hoy por ahi. Ando bien y con este paisaje ni me acuerdo de nada.
Al fondo se ve otra gran avalancha.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Otro lodge para hacer un descansito y tomar un "Back tea".
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Arreglando cosas.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Buffff !!!, pienso cada vez que veo una carga de estas.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Para conseguir madera hay una gran desforestación.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Según voy bajando me cruzo con gente subiendo cosas, hay que dejarles pasar ...
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Entre los rododendros y comiendo sus frutos hay montón de grupos de Langures.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Bosques de rododendros, en primavera tienen que estar todo rojo, maravilla.
Hay montones de grandes cascadas, caen desde algunos miles de metros de caida.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Otro aparece encima de la roca.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Por si alguien quiere echar un rezo.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

A ratos ando sólo, me cruzo con chinos o coreanos, ellas saludan con la mano cómo el "gato de la suerte", todas iguales, además, casi no llevan peso y a la última moda de ropas y llenas de colorines.
Según bajamos nos vamos metiendo en el bosque, es tropical.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

El sendero cruza otra enorme avalancha.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Una gozada andar por estos lugares.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Grades árboles forrados de musgo.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

De repente, en un claro, aparecen un par de casitas para comer y dormir. Ni me acordaba de cuándo subimos el otro dia.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Nos juntamos los tres al bajar al nivel del torrente.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

El lodge de "River Side", a más de dos mil metros.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Grandes masas de agua.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Nos cruzamos con varios grupos de burros.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Y, al rato, llegamos a Lama Hotel, lugar bonito. Que a gusto he bajado.
La cocina, cómo siempre limpia y ordenada. Delante de esa cocina es una maravilla tomarte un "Black tea" con la gente.
Babita, la prima de Odey.


Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

La señora de la cocina.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Una cervecita en esas mesas ...
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Dentro me lio con estos dos chavales, son muy majos, están dibujando con pinturas de colores en servilletas, me escriben sus nombres en mi cuaderno, que bien !!!
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Se llaman Renzin Dolma Jangba y Anush Tamang.
No se cuántas fotos se sacan para verse en la pantalla, también entre ellos, nos lo pasamos muy bien ... menos mal que luego se pueden borrar casi todas, en tiempos de diapositivas no se que hubiese pasado ...
Kyangin Gumba-Lama Hotel

De repente, oímos jolgorio y aparecen una cuadrilla del ejército, poco futuro tienen entre China y la India ...
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Con el atardecer parece que se va a quemar el monte.
Kyangin Gumba-Lama Hotel

Kyangin Gumba-Lama Hotel

Me asombran estos chavales nepalíes, con chamarra, gorro y pañuelos en el camino, yo con camiseta y forro que me lo he quitado al andar y al llegar al refugio, ellos con sandalias pero siguen con la chamarra, yo me pongo el forro porque me quedo frio, todos al revés ...
Me como unos estupendos macarrones con queso y montón de agua.
Luego a descansar la habitación, "relax" cómo dice Uday.
Ha llegado un grupo de alemanes, menuda cuadrilla, les gusta la cerveza, si ...
Paso el rato ordenando la mochila, con un té, viendo la gente, la mujer de la casa preparando la cena ...  De repente, entre el silencio llega un grupo de agerridos yanquis en sandalias con porteadores, se acabó la paz ...
Dentro del refugio se está bién, es cómo uno de hace 50 años.
Llega la hora de cenar y luego al saco, paso un montón de horas metido en él, oscurece pronto y no hay nada que hacer.
Pues nada ... "relax".
Agur.

Éste es el track de la etapa:


comentarios

comentar
Esta web utiliza cookies únicamente para obtener estadísticas de visitantes. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Acepto | Más información