al monte,¿para qué?
salida   27 sep 2015

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Kaixo, seguimos por esta zona de Aralar tan bonita por caminos y fuera de ellos, yendo por vallecitos solitarios camino de Beloki y Txemiñe, pero pasando por los arkuek de Mugardi y los de Txemiñe.
Son zonas muy bonitas y tranquilas.
Con algo de niebla al principio, lo que hacía el hayedo más bonito, luego se levantó y nos dejó buenas vistas.
Ésto es por donde pasamos.

Paseamos por un precioso bosque.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Hay montones de setas, es otoño.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Y flores.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

En esta zona hay un poco de niebla, una gozada.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

El sol se cuela entre la neblina y nos marca el camino.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Con.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Y sin.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Ardagaia.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Pasamos por varios lugares donde hay restos de viejas construcciones pastoriles.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Apriscos para guardar las ovejas.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Al rato vemos la cima de Beloki, pues para allá vamos.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Desde su buzón vemos las nubes como tapan la zona de Tuturre.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Seguimos adelante.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Nos volvemos a meter por el bosque.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

El otoño se empieza a notar en los alerces.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

La senda que nos llevará a la pista que de Albi va a Bustintza.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Llegamos la estela que siempre la hemos visto allí.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

La borda de Bustintza.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

La entrada al precioso vallecillo donde están los arkuek de Mugardi o Arregiko Etxeak.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Otra vez pasamos por aquí.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Después de estar un rato en este bonito lugar, volvemos a la borda, y nos cruzamos con este rebaño de ovejas, algunos ya están bajando a zonas mas bajas.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Con el perro, que forma de trabajar, impresionante.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

El perro muy majo.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

De la borda subimos un repecho entre piedras para salir a ootro coqueto lugar.
Abajo se ha quedado la borda.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Al ratillo pasamos por los restos de otra. está en un lugar encantador.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Me encantan estos rincones. La borda de Txemiñe.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Su perro ya nos ha olido.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Al principio ladraba, tenía que hacer su trabajo de guardián, pero en seguida nos hicimos amigos.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Elegante !!!
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Las ventanitas de la borda.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Dejamos al perro y seguimos adelante. Beloki se ha quedado atrás.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Por senderos que, a veces, apenas se ven.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Una de las últimas flores del verano.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Llegamos a otra borda debajo de un enorme fresno. Buen sitio también.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

El vallecito por el que hemos andado.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Subiendo, en seguida llegamos a los arkuek de Txemiñe, tanto años hacia que no habáa ido por esos lugares ...
Éste es uno de los tres.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Éste es el segundo.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Restos de la txabola.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Y ésta es la entrada del tercer arkuek, tiene un pasillo de piedras para llegar a él.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Y su interior, en caso de lluvia ...
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

El primer arkuek y el vallecito desde donde habíamos subido.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Después de estar un buen rato curioseando nos vamos a otro sitio. Allí dejamos a los bonitos Arkuek.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Una pano del valle.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Pulsa en la foto para verla en grande. Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Pasamos por otras construcciones para meter a las ovejas.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Y volvemos a mirar hacia atrás, que bonito !!!
otra pano.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Pulsa en la foto para verla en grande. Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

El buzón de Txemiñe.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Con bonitas vistas.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Que tranquilidad ...
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Allí se ha quedado el Txemiñe.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Para llegar a otro lomita: el Txorrotxeta y el buzón copia de las antenas de Artxueta.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Seguimos y, mirando atrás vemos por donde hemos andado: Txorrotxeta y Txemiñe.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Otra pano: Tuturre, Alborta, Uarrain y Arriolatz.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Pulsa en la foto para verla en grande. Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Seguimos sin prisas. Arriolatz está enfrente.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Y llegamos a otra zona muy bonita: Prantzes erreka.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Una Galamperna.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Esta fuente es estupenda, no te tienes que agachar y doblar la riñonada con el peso de la mochila ...
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Unos rojos.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

La última parte nos mete en el bosque.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Y con estas florecillas acabamos el recorrido de hoy.
Beloki, Txemiñe y sus Arkuek y los de Mugardi

Cervecita ? hombre, baietz !!!
Agur.

Éste es el track de la salida:

comentarios

comentar
Esta web utiliza cookies únicamente para obtener estadísticas de visitantes. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Acepto | Más información